El arbolado urbano de Miraflores de la Sierra

Pque. de El Encinar.
Pque. de Las Tres Cruces.
Arboreto Félix Rguez. de la Fuente
Pque. de La Jara.
Pque. del Padre Rivero.
Pque. de la Plaza de Toros.
Pque. de Las Tres Cruces.

Miraflores de la Sierra es un municipio localizado en un entorno privilegiado del norte de la Comunidad de Madrid, con buena parte de su territorio incluido dentro del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y su Zona Periférica de Protección. Por ello, la importancia de fomentar su arbolado urbano y divulgar su valor como patrimonio público municipal tiene una relevancia especial, mejorando la integración de la ciudad con sus paisajes y hábitats naturales circundantes.

Multitud de estudios científicos demuestran que la mejora de la cobertura arbórea de la ciudad aporta bienestar: el arbolado urbano atempera el microclima de las calles y urbanizaciones, reduce la contaminación y los gastos energéticos, mejora los parámetros de salud ciudadana (física y psicológica), incrementa la biodiversidad urbana y periurbana, modula la continuidad entre la ciudad y su entorno, y constituye un atractivo turístico (entre otras muchas aportaciones).

Junto a la detallada Ordenanza Municipal de 2017 para la protección, conservación y fomento del arbolado urbano (y conforme a las normativas autonómicas en vigor), Miraflores de la Sierra dispone de un completo Inventario Municipal del Arbolado Público, cuyos principales resultados se ponen aquí a disposición de todos los vecinos y visitantes.

Para interaccionar con el mapa desplázalo, haz zoom (separando dos dedos) y pulsa los elementos para abrir sus desplegables y descargar las fichas identificativas de cada una de las especies.

El número total de ejemplares registrados ascendió a 2.036, repartidos entre 34 familias botánicas, 55 géneros y 82 especies.

Los árboles más abundantes de Miraflores son los olmos, muy mayoritariamente ejemplares híbridos, si bien hay también algunos pocos ejemplares autóctonos. Otros árboles abundantes fueron los fresnos y encinas entre las especies propias de la región, y los plátanos, moreras o ciruelos de Pissard entre las no nativas.

Otras especies entre que incluyen ejemplares reseñables por su gran talla, por su singularidad taxonómica o, simplemente, por su belleza serían los chopos y álamos, los arces, los castaños de Indias, las secuoyas, los cedros, los liquidámbares, o los abedules, entre otros.

Los parques de Miraflores:

El arbolado crecido en los parques urbanos de cualquier ciudad, por ser el de mayor potencial recreativo y normalmente el más desarrollado, denso y atractivo, acaba siendo el más apreciado por vecinos y visitantes.

En Miraflores, los parques urbanos están adecuadamente arbolados: además de acoger un buen número de ejemplares (casi 400 árboles, el 20% de todo el inventario), son también razonablemente diversos, pues no predominan mucho unas pocas especies particulares y cuentan con ejemplares de otras escasas y/o llamativas en el contexto municipal.

El parque de Las Tres Cruces sería el más importante en cuanto a su cantidad de árboles (siendo también el de mayor extensión), si bien en términos de variedad de especies destacarían un poco más otros, como el de El Encinar o el Arboreto de Félix Rodríguez de la Fuente.

En los siguientes vínculos se puede acceder a diverso contenido en torno a algunos de los principales parque urbanos de la ciudad:

El arbolado singular:

El "Álamo" centenario, quizás en su fotografía más antigua, hacia 1908.
El "Álamo" centenario, en 1910.
El "Álamo" centenario, tras una fuerte poda, en 1918.
El "Álamo" centenario, hacia 1965.
El "Álamo" centenario, en el invierno de 1965.
El "Álamo" centenario, en el invierno de 1968.
El "Álamo" centenario, en 1974.
El "Álamo" centenario, en 1978.
El "Álamo" centenario, en 1985.
El "Álamo" centenario, en 1989, poco antes de morir.
Los restos del tronco, ya inertes, en 2006.
Apeo definitivo de sus restos en 2017.

Sin ninguna duda, el enorme olmo conocido popularmente como «el Álamo» que en su día presidió el centro del pueblo es el árbol más representativo del municipio, desgraciadamente hoy sólo como un añorado recuerdo, pues murió hacia 1990 víctima de la grafiosis y de otros muchos achaques, considerando que esta especie no es particularmente longeva.

El poeta Vicente Aleixandre, ilustre vecino de la localidad, le dedicó el siguiente poema:

Hoy otros grandes ejemplares nos acompañan desde hace ya mucho tiempo, algunos de los cuales se han incluido en el Catálogo Municipal de Árboles Singulares. Como es habitual en toda la región, muchos de los mayores árboles del inventario corresponden a especies con una larga tradición como
especies urbanas ornamentales (chopos y álamos, cedros, cipreses, olmos, plátanos…). Con el tiempo y contribuciones como las de este portal, en poco tiempo recibirán el reconocimiento que se merecen por parte de todos los que los contemplen, como los ilustres mirafloreños que son.

Descarga la guía completa del arbolado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies